Moussaka a la cazuela

MOUSSAKA

Este sábado nos inspiramos en casa y cómo habíamos ido al mercado y teníamos unas berenjenas buenísimas decidimos hacer esta receta típica de Grécia, la Moussaka, que viene a ser como una lasaña, pero en vez de pasta pones berenjena.

Es un plato fácil y muy rico. Se puede hacer con carne (como la hice yo) o sólo con verduras, de hecho hay muchas recetas distintas….yo me dejé llevar un poco por mi instinto y gusto.

INGREDIENTES

  • 1 cebolla
  • 400 gr de carne de vacuno
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta
  • 4 berenjenas pequeñas (podéis hacerlo con 2 de grandes)
  • Aceite
  • Tomate troceado (de bote o natural)
  • 3 ajos
  • 1 vaso de caldo

Para la capa de bechamel

  • 5 cucharadas de harina
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 3 vasos de leche templada (puede ser semi desnatada)
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado

 

Primero empezaremos cortando las berenjenas, más o menos de 1 cm de grosor. Las colocamos en un molde, ensaladera…lo que veáis que os va mejor, les ponemos sal por encima y las dejamos reposar 30 min. Y aquí ya podemos poner el horno a precalentar a 200ºC.

Una vez pasados los 30 min.  veréis que las berenjenas habrán sudado y estarán mojadas, así que debéis secarlas con un papel de cocina y colocarlas en una badeja con papel de horno, les tiramos un chorrito de aceite por encima y las cocemos en el horno durante 30 min.

Durante la cocción de las berenjenas, vamos a picar la cebolla y los ajos, los pondremos en una paella para que se vayan dorando, cuando empiezen a estar dorados, añadimos la carne, y dejamos que se haga 5 minutos; seguidamente añadimos el tomate, y lo dejamos 5 minutos más, y finalmente añadimos el vaso de caldo (si puede ser casero mejor, yo siempre que hago caldo guardo un bote en el congelador), ahora lo dejamos cocer 30 minutos más o menos,o hasta que haya absorbido el caldo.

Una vez que ya tenemos hecho el sofrito, hacemos la bechamel, derretimos la mantequilla en una paella, le incorporamos la harina, dejamos que se fría un poco la harina y la mantequilla (haremos una roux) y cuando veamos que ya tiene consistencia, le tiramos el primer vaso de leche. Le vamos dando vueltas y enseguida cogerá cuerpo; ahora tiramos el siguiente vaso de leche, y seguimos mezclándolo hasta que vuelva a coger cuerpo, y de nuevo, le tiramos el tercer y último vaso de leche; seguimos mezclando hasta que vuelva a coger consisténcia. Y ahí le tiramos un poco de queso rallado. Cuando ya esté todo mezclado le tiramos un poco de sal, nuez moscada y pimienta.¡Y ya tendremos la Bechamel hecha!

Una vez tenemos hechos todos los elementos del plato: las berenjenas, la carne y la bechamel, ya podemos empezar a montar la Moussaka. Y mientras lo montamos ponemos a precalentar el horno a 180ºC.

En una cazuela ponemos primero una capa de berenjena, que quede toda la base bien cubierta (en la foto que sale es el principio, debe quedar sin que se vea nada la cazuela) después la capa de carne, y la siguente vuelve a ser una capa de berenjena.

Por último ponemos la bechamel por encima, un poco de pan rallado o queso por encima (para que quede dorado y crujente), y al horno. Yo lo dejé 40 min, y después 10 min. gratinándose, pero esto de los hornos ya sabemos que no es una ciencia exacta para todos….

¡A ver si os animáis y probáis de hacerla!

¡Un beso y saludo a todos!

Anuncios

Quiche de verduras

o the Brig!La quiche, un plato rico y fácil. Podemos encontrar muchas recetas de quiche por la red, pero aquí os dejo la mía, sobre el rellenos utilizo verduras distintas según la temporada del año, no es una receta fija sino que a veces también es una buena de manera de aprovechar esas verduras que tenemos a medias en la nevera, ese medio pimiento, o esos espárragos que no utilizamos en otra ocasión, lo que viene a ser una receta de aprovechamiento.

INGREDIENTES

  • 2 huevos (según la cantidad final de relleno que tenéis podéis añadir otro)
  • 1 masa de hojaldre
  • Espárragos
  • Pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cebolla o puerro
  • Un par de trozos de bacon ahumado
  • Tomates cherry
  • Calabacín
  • Queso rallado
  • Nata para cocinar
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano

PROCESO

Precalentamos el horno a 200º.

 Empezamos cortando todas las verduras pequeñitas, las sofreímos y salpimentamos un poco.  Hemos de tener en cuenta los puntos de cocción de cada verdura e ir añadiéndolas según el tipo, primero la cebolla, después los pimientos, el calabacín y los espárragos.

En la misma paella que hemos hecho las verduras, yo le puse 2 trozos de bacon también cortados y una vez hechos lo dejamos reposar con las verduras.

Mientras vamos haciendo las verduras aprovechamos por poner en un bol los huevos, los batimos y añadimos la nata. Cuando lo tenemos bien batido añadimos las verduras dentro del bol y mezclamos con la mitad del paquete de queso rallado. Volvemos a salpimentar un poco la mezcla.

Ponemos papel de horno en el molde y extendemos la masa de hojaldre y una vez esté extendida, agujereamos la masa con un tenedor.

El siguiente paso es rellenar el molde con las verduras, no lo pongáis hasta arriba del todo, ya que la masa sube un poquito y podría derramarse. A mí me sobró relleno, así que para aprovecharlo rellené unos ramequines.

Cuando tengáis el horno caliente ponéis la quiche dentro y la dejáis cocer unos 40 minutos. Es obvio que esto depende de cómo funcione vuestro horno, podéis ponerlo más bajo de temperatura y  hornearlo un poco más, según cómo sea el vuestro.

Una vez han pasado unos 10 minutos, y la superficie del relleno está un poco sólida, yo le pongo por encima más queso rallado y los tomates cherrys cortados en rodajas, ya que si los ponéis cuando esta blanda se caen al fondo. Le espolvoreáis orégano por encima y dejáis que se termine de hacer.

Cuando la masa y el relleno estén dorados, la sacáis del horno y ya está, a disfrutar.

A mí me gusta comerme la quiche templada, pero puede comerse en caliente o fría. Es un plato perfecto para esos encuentros con amigos o familiares, en los que es más práctico hacer la comida antes y dejarla a preparada.

¡Espero que os guste!

 

 

 

 

 

 

10 alimentos de temporada

TOP 10

¿Por qué es importante comer fruta y verdura de temporada?

  1. Son más sanas: Mantienen intactas sus propiedades y nutrientes.
  2. Tienen más sabor: Al cultivarse de la manera tradicional con suelos adecuados y las condiciones climáticas y no en invernaderos dónde ya hay ,más tcnología que tierra,  se garantiza su olor, textura y sabor naturales.
  3. Son más baratos. Los alimentos de temporada permiten que durante un periodo del año la disponibilidad en las tiendas de estos productos sea mayor. Por lo que al aumentar la oferta, el precio disminuye.
  4. Son más ecológicos. Al respetarse el ciclo natural y la zona de producción de los alimentos se evita la contaminació y emisión de gases CO2 perjudiciales para el medio ambiente, así como la contaminación en la fabricación de material de embalaje, consumo energético y transporte.
  5. Permite mantener la economía local. Consumiendo productos que no han sido importados de otras zonas, nos ayuda a favorecer la producción local y a promover el comercio de proximidad, con beneficiosas ventajas económicas y ambientales.Productos de kilómetro 0.

10 ALIMENTOS DE TEMPORADA

 1- Judías verdes: con ellas podemos hacer un buen plato rico y sano, salteaditas con jamón es como me gustan más a mi.

2- Acelgas: Contienen grandes cantidades de folatos, los cuales colaboran en la formación de los glóbulos rojos y blancos y los anticuerpos del sistema inmunitario.

Una receta que personalmente me encanta son las “Acelgas a la basca”, perfectas para acompañar algun pescadito.

3- Guisantes:Estos son una buena fuente de minerales como el potasio, el fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro, zinc y selenio. Los mejores guisantes los del Marseme sin duda.

Mi receta favorita con guisantes es “Guisantes ahogados” o lo que es en catalán “Pèsols ofegats”. Buenísima! Esta seguro que os la cuelgo dentro de poquito porque hace días que quiero hacerla 😉

4- Habas: Son ricas en proteína vegetal de excelente calidad biológica, también poseen hidratos de carbono que nos dan energía, fibra que nos ayuda a regular el tránsito intestinal y su contenido en grasas es casi nulo.

En el blog de Paleogourmet podéis encontrar otra de mis recetas favoritas “Habas a la catalana”

5- Espárragos blancos y trigueros: Posee muchos antioxidantes, colocándose entre las mejores frutas y vegetales por su capacidad de neutralizar las células dañadas.

Y qué decir de los espárragos, estan buenos de todas las maneras, a la brasa, a la plancha, en ensalada….

6- Zanahorias: Sanísimas y muy buenas para la vista, tienen mucha vitamina A, esta vitamina se situa en la retina y facilita la correcta visión.

Una receta divertida son las croquetas de zanahoria.

7- Pimientos: El pimiento destaca por su alto contenido en vitamina C y vitamina B6, la cual es fundamental tanto para la parte cerebral como para el sistema nervioso central en sí.

Asados, en un sofrito, rellenos, confitados, los pimientos son una de las verduras más versátiles y que se puede usar en la mayoria de platos.

8- Nísperos: Además de estar buenísimos son unos protectores del hígado naturales y muy depurativos, además ayudan a reducir el colesterol.

Un buen sorbete de nísperos es una receta original y refrescante, que ahora que viene el veranito apetece mucho.

9- Albaricoques: El albaricoque es rico en vitaminas (provitamina A y vitamina C), y minerales (como el potasio, calcio y magnesio). También van muy bien par a la hipertensión.

Para mí como mejor estan son al natural…pero podéis hacer pasteles, melemeladas y un sinfín de recetas.

10- Fresas: son un alimento rico en vitamina C, un antioxidante que es importante para el sistema inmunológico y para la salud de la piel.

Típico y tópico pero para mí las fresas con nata son una debilidad…

 

¡Espero que os haya gustado este post y os anime a comer verdura de temporada! 😉